JUAN PERRO Y SU BANDA PRESENTAN CANTOS DE ULTRAMAR

Jueves 10 de febrero de 2022, 20:30 horas . Auditorio Alfredo Kraus, Las Palmas de Gran Canaria

Sábado 12 de febrero de 2022, 21:00 horas . Palmetum Sala RIO , Santa Cruz de Tenerife

Cantos de ultramar reúne doce composiciones previamente registradas con guitarra acústica y voz, editadas en el álbum El viaje (La Huella Sonora, 2016), cuyos arreglos han sido elaborados para sexteto durante varios años de ensayos, conciertos y sesiones de grabación. Culmina así un trabajo hecho en equipo, a lo largo del cual el nombre de Juan Perro ha pasado a representar a un colectivo de músicos que en su mayor parte provienen de la escuela del nuevo jazz abierto a otros géneros. Mis compañeros destacan como amantes de la improvisación, pero en este proyecto se han prestado a participar en una labor lenta y minuciosa.

La complicidad con estos jazzmen no desdice el hecho de que, en mi opinión, el repertorio pertenece por derecho a la corriente del rock latino, a la cual hemos tratado de contribuir desde los tiempos de Radio Futura, poniendo en el empeño primero el descaro de los novatos y luego el aprendizaje del oficio, mientras aspirábamos a enriquecer la experiencia con sonoridades fronterizas. De suerte que nuestro concepto del rock es más bien amplio e incluye rasgos que se desarrollaron antes y después de su época de mayor difusión. Esta colección de canciones, desde las baladas con atmósfera de club nocturno hasta los pasajes de psicodelia y los diversos toques afrolatinos, preserva la intensidad del pulso básico, la inmediatez expresiva y la entrega al contagio eléctrico.

Me complace por tanto decir que mis compañeros de viaje se han sentido rockeros, si bien celosos de su exigencia musical y de su refinamiento habituales. En reciprocidad, me he visto llevado a cambiar mis maneras de intérprete y de compositor, ampliar el radio de mis vagabundeos por el terreno de la armonía, asegurar nuevas funciones con la guitarra, aproximar la voz al timbre de los vientos y abrir espacio para los solistas, manteniendo la economía de formas y el sentido unitario de la canción. Con todo ello asumo el riesgo de quedar decididamente al margen de los canales más populares, pero sostengo con alegría el reto de la innovación.

Cantos de ultramar resulta ser una compilación de influjos panamericanos vistos desde el extremo sur de Europa. La herencia negra norteamericana, la frontera mexicana, el son y la trova cubanos, ecos de otras regiones del Caribe, tonadas del Cono Sur y ciertos aires lusos han dejado huella en estas canciones como fruto de vivencias asimiladas despacio. Se agrupan por atracción sonora para dar continuidad a la tradición de la música popular de Iberia entendida como encuentro con lo extraño. Forman un mosaico de colores en torno a la pieza ausente del son que está por inventar. Cada canción responde a una necesidad estética compartida a ambos lados del charco. Alcanzo a rozar con la imaginación el horizonte que podría estar dibujando esa comunidad iberoamericana de canciones alimentadas por la corriente eléctrica, su posible contribución a la vida ciudadana, su resistencia obstinada ante los conflictos.